El cambalache de Marlen - Número 6

 

 

Entre ollas y sartenes:

Pionono

 

El Pionono es una masa que se cocina previamente y luego se rellena con ingredientes dulces, si va a servir de postre, o salados, si la intención es que se convierta en una exquisita entrada fria.
Se presenta arrollado y salseado completándolo con una bonita decoración.
Este es uno de los platos salados que solemos comer en Argentina cuando empieza a apretar el calor, por eso como parece que nos llega el verano... ¡manos a la masa!


Para preparar el arrollado, batir con la batidora eléctrica (procesadora) 6 huevos con 6 cucharadas de azúcar.
Agregar muy suavemente 6 cucharadas de harina tamizada y unir con cuidado.
Forrar una placa rectangular con papel manteca enmantecado y espolvorear con harina.
Verter la masa que habíamos preparado, emparejarlo y hornear a fuego fuerte unos 10 minutos.
¡Ojo! Vigilar por la puertita del horno que no se queme, no abrir la puerta hasta que no esté listo.
Sacar del horno, desmoldar sobre un repasador humedecido, quitarle el papel y arrollar con la ayuda del repasador.
Armarse de paciencia y dejar enfriar.

Una vez frío, desenrollar y ya se puede rellenar. Como hemos dicho los rellenos son múltiples, dulces y salados, y dentro de estos los que se sirven calientes y los fríos.
Como hoy nos dedicamos al pionono frío y salado, les daré algunas sugerencias de rellenos, aunque les invito a usar la imaginación... y los sobrantes que quedan en la heladera (frigorífico).
El que tradicionalmente se sirve como primer plato en las comidas de Navidad o Año Nuevo se prepara de la siguiente manera: en primer lugar se unta el arrollado con mayonesa, y luego se disponen sobre él jamón crudo cortado en fetas finas, queso de máquina también en fetas, rodajas de tomate con una pizca de sal, rodajas de huevo duro, morrones de lata cortados en trocitos y lechuga cortada en juliana (y con poco aderezo para que no moje demasiado el pionono).
Se arrolla con cuidado, se dispone el arrollado en una fuente alargada, se unta con mayonesa en la parte superior y los bordes y se decora tanto el arrollado como la fuente con trocitos de tomate, aceitunas, huevo duro y copetes de salsa golf, jugando un poco con los colores.
Finalmente se pone un rato en la heladera antes de comer.
Como en la variedad está el gusto, les damos otros rellenos riquísimos: untar el pionono con salsa golf y rellenar con carne de pollo desmenuzada y 1 manzana cortada en rodajas muy finas y rociadas con limón; untarlo con mostaza y mayonesa y rellenar con una lata de choclo (maíz dulce) desgranado, 200 gr. de camarones y morrones cortados en tiritas; y ahí va el último, untar con 250 gr de roquefort ligado con crema de leche y rellenar con jamón cocido o de York, cortado en daditos y nueces picadas.
Y ahora me despido corriendo, que me voy a comprar el jamón. ¡Chau!

Ir al principio

Ir a página inicial