El cambalache de Marlen - Número 5

 

"Tango Garufa"
Música de Juan Antonio Collazo y letra de Víctor Soliño y Roberto Fontaina

Del barrio La Mondiola sos el más rana
y te llaman Garufa por lo bacán;
tenés más pretensiones que bataclana
que hubiera hecho suceso con un gotán.
Durante la semana, meta laburo,
y el sábado a la noche sos un doctor:
te encajás las polainas y el cuello duro
y te venís p'al centro de rompedor.
Caés a la milonga en cuanto empieza
y sos para las minas el vareador;
sos capaz de bailarte la Marsellesa,
la Marcha a Garibaldi y El Trovador.
Con un café con leche y una ensaimada
rematás esa noche de bacanal
y al volver a tu casa, de madrugada,
decís: Yo soy un rana fenomenal.
Garufa,
¡pucha que sos divertido!
Garufa,
ya sos un caso perdido;
tu vieja
dice que sos un bandido
porque supo que te vieron
la otra noche
en el Parque Japonés.
Garufa,
¡pucha que sos divertido!
Garufa,
ya sos un caso perdido;
tu vieja
dice que sos un bandido
porque supo que te vieron
la otra noche
en el Parque Japonés.

 

 

En 1922 se creaba en Montevideo la "Troupe Ateniense", una de las más célebres agrupaciones carnavaleras de la vecina orilla uruguaya, de la que participó en sus años mozos, nuestro querido Kurt.
Pero la Troupe Ateniense fue también cuna de tangos memorables compuestos por músicos y creadores de la talla de Gerardo Matos Rodríguez, Juan Antonio y Ramón (El Loro) Collazo, Adolfo Mondino, Alberto Vila, Víctor Soliño y Roberto Fontaina.
Juntos o por separado, estos artistas dieron a luz páginas que no sólo obtuvieron aceptación popular en el Uruguay sino que cruzaron el Río de la Plata y se afincaron para siempre en el gusto del público argentino.
Ahí están como prueba: "Agua florida", "Maula", "Patoteros", "Araca París", "Negro", "Mama yo quiero un novio", "Adiós mi barrio" y tantos otros.
Una de estas combinaciones, Juan Antonio Collazo en música y Víctor Soliño y Roberto Fontaina en letra, compusieron en el año 1928, dos tangos que satirizaban a ciertos personajes de la época y que incluyeron exitosamente en sus repertorios Alberto Vila, Rosita Quiroga y Tita Merello: "Niño bien" y "Garufa".
El tango "Niño bien" había sido un éxito poco tiempo antes, tal vez como una reacción contra los tangos lacrimógenos, y en un intento de repetir el acierto, nace "Garufa". Este tango fue grabado en Discos RCA Víctor, por primera vez por el uruguayo Alberto Vila y fue pronto estrenado en Buenos Aires por Rosita Quiroga, intérprete oficial de los Atenienses de este lado del Río de la Plata.
Aunque hubo ciertos inconvenientes al cruzar el charco
¿Qué sentido podría tener en Buenos Aires la alusión a una calle de Montevideo?

Tu vieja dice que sos un bandido,
porque supo que te vieron
la otra noche en la calle San José.

Sí, la calle San José, porque así reza precisamente la versión original de la letra y así continúan entonándola, aún hoy, los intérpretes uruguayos, era una calle montevideana de mala reputación.
Pero obviamente, el público porteño no relacionaría ese nombre con una arteria montevideana sino con nuestra calle San José, y la estrofa perdería su gracia.
Ingeniosamente, Soliño y Fontaina salieron triunfantes del trance sustituyendo la mención de esa calle por el Parque Japonés, un parque de diversiones que cerró sus puertas en 1930, lugar de recreo y encuentro donde también se bailaba, frente a la estación terminal de trenes de Retiro, ubicado en el predio donde luego estuvo el Nuevo Parque Japonés, que abrió sus puertas en 1939, en 1944 pasó a llamarse Parque Retiro, por la ruptura de relaciones entre Argentina y el Eje y en 1960 Ital Park.
En alguno de nuestros artículos, más adelante, trataremos el tema del famoso Parque Japonés.
Y aunque tiene más sentido que una madre llame bandido a su hijo por haber ido a un prostíbulo, que a un parque de diversiones, el hecho de que en el Parque Japonés también se bailara, y fuera sinónimo de farra y diversión, dejaba bastante entendible la letra famosa.
Lo que no fue modificado es lo del barrio La Mondiola, nombre genérico de la zona costera de Montevideo, donde se desarrollaba una vida bohemia y más permisiva, donde campaban a sus anchas los compadritos y donde la Troupe Ateniense tenía una casita que servía de sede de encuentros, comidas y buenas bebidas.
Y hemos llegado hasta aquí, sin haber tratado el vocabulario de este tema y sin siquiera haber mencionado aún el significado de la palabra "Garufa".
¿Cuántos de mis vecinos me lo preguntaron, aquí en España, al oír el nombre de nuestra perrita?
Claro que Garufa se llama así porque, como el tipo del tango, es un caso perdido, aunque a decir verdad más que perdida, estaba abandonada cuando la encontramos.
Pero volvamos a nuestra palabra, legado del lunfardo, significa según el Diccionario Lunfardo de José Gobello, diversión, juerga. Y también se usa el término garufear, que es ir de juerga.
Ser un rana es ser una persona sagaz y astuta y un bacán es un hombre adinerado o que aparenta serlo, una mina o una minusa es una mujer y una bataclana es una mujer que, con el pretexto de cantar o bailar, exhibe su cuerpo.
El laburo es el trabajo que hace el laburante, viene del italiano lavorare y lavorante, pasando antes por el genovés.
Y a un gotán sólo hace falta dar vuelta las sílabas, para descubrirlo.
Así que les dejo con un poco de música ciudadana.

 

Ir al principio

Ir a página inicial